Lun - Vie : 9:00AM to 7:00PM Barros Borgoño 71 oficina 1105, Providencia, Santiago.
+56942203629

¿Cómo está cambiando el rol del transporte en el mercado de actual?

La globalización y los avances tecnológicos han traído cambios rápidos en el sector del transporte y la logística en los últimos años y 2019 promete no ser diferente. Es una prioridad para las empresas de la industria ser capaces de adaptarse y aprovechar esos cambios. Consideramos que 2019 es un año crucial para las empresas de transporte y logística, desde los cambios en las necesidades de los consumidores modernos y el crecimiento vertiginoso del comercio electrónico hasta la digitalización de la cadena de suministro, la tecnología de automatización y el cambio económico general hacia la nube.

Aquí están las cinco tendencias más importantes que vemos impactando a la industria.

El consumidor moderno:

Como ocurre con muchas industrias, el transporte y la logística continuarán siendo moldeados por las crecientes expectativas de los consumidores en 2019. Los que han crecido en la era de Amazon, eBay y Mercado Libre tienen un deseo inherente de recibir bienes y servicios al instante, lo que aumenta la presión sobre el transporte y empresas de logística para entregar bienes excepcionalmente rápido, y al precio más bajo. Los consumidores ahora exigen una visibilidad sin precedentes del estado de los pedidos, el seguimiento y la entrega, lo que obliga a la industria a invertir en nuevas tecnologías y asociaciones.

Un aumento en el comercio electrónico:

Las crecientes demandas de los consumidores están impulsadas por el crecimiento explosivo del comercio electrónico. Según un estudio de GfK Adimark y Mercado Libre, un 74% de los consumidores online aumentaron sus compras en el 2017. Además, el teléfono se está convirtiendo en el principal dispositivo de compra de los consumidores, según PwC, lo que significa que, literalmente, pueden comprar en cualquier momento y en cualquier lugar. Para competir, los minoristas deben emplear una estrategia logística omnicanal para ofrecer una experiencia de compra perfecta. Esto inevitablemente introduce nuevos desafíos en la cadena de suministro, cumplimiento y envío.

Innovación en la cadena de suministro:

La logística omnicanal se presta a otra tendencia que prevalecerá en 2019: la cadena de suministro digital. Aprovechar el poder de IoT y la información basada en datos en varios puntos a lo largo de la cadena de suministro ofrece un gran potencial para mejorar el servicio al cliente y maximizar la eficiencia. El big data y el análisis predictivo están potenciando la logística impulsada por eventos que puede dar cuenta de factores externos como desastres naturales y peligros de guerra que pueden ayudar a reducir significativamente el riesgo a lo largo de la cadena de suministro.

Entrega automatizada de bienes:

Además, el movimiento hacia la automatización está mejorando drásticamente la productividad. Amazon ya ha comenzado a experimentar con drones como una nueva forma de entrega rápida y los avances en la tecnología de sensores han hecho de los vehículos autónomos una realidad para 2018 y más allá. Estas soluciones automatizadas tienen el potencial de aumentar la seguridad, reducir el riesgo y aumentar significativamente la eficiencia.

Logística como servicio:

En general, la industria más amplia es el movimiento hacia la logística en la nube que permite los modelos de negocio de logística “as a service”. Las innovaciones en la nube han mejorado el control sobre los procesos de la cadena de suministro con acceso a información en tiempo real, lo que permite a las empresas ser más ágiles en respuesta a la volatilidad o eventos perturbadores. Mientras tanto, esta misma tecnología facilita integraciones flexibles con otros procesos comerciales clave para optimizar todas las operaciones.

Ya sea que muevan productos por tierra, aire, mar o una combinación de ellos, las empresas de transporte y logística tienen mucho que ver en el mercado actual ya que traspasar toda eficiencia a los usuarios finales hará que destaque no sólo la misma empresa de transporte sino que las empresas cuyos clientes están siendo ca da vez más exigentes en sus expectativas sobre la experiencia de compra.